Actualidad
Por Mario Guarda , 11 de febrero de 2024 | 10:31

Joven Tens futronino cambió sus vacaciones por voluntariado en zona afectada por incendios

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 16 días
Nicolás Araya logró reunir gran cantidad de insumos clínicos para realizar curaciones a los afectados. Créditos: Redes sociales y Nicolás Araya.
Compartir

Cristiano, profesional y con una voluntad de hierro. Revisa la entrevista que Nicolás Araya entregó a Grupo DiarioSur previo a su viaje a la zona de catástrofe.

“Un día tuve un sueño, la verdad es que soy cristiano, entonces soñé que tenía que estar allá”, comparte Nicolás Araya, TENS de 26 años que este sábado 10 de febrero partió rumbo a Viña del Mar para ayudar a los afectados por los catastróficos incendios en dicha zona. 

“Esto es una iniciativa que yo tomé hace unos tres o cuatro días, por mi propia cuenta”, añade el joven profesional oriundo de Futrono, quien  reside y trabaja en Valdivia. 

“Hablé con mi pareja, con mi hija y me apoyaron”, relata antes de iniciar este viaje lleno de convicción, para lo cual ocupa el espacio que le dan sus días de vacaciones. 

En conversación con Grupo DiarioSur, Nicolás comparte detalles de un impulso que lo llevó a organizar este viaje, reunir insumos clínicos, conseguir diversos apoyos y organizar un grupo humano y profesional en solo cuatro intensos días. 

Nicolás ejerce su profesión en Valdivia. Crédito foto: cedida.

“A esa gente quiero llegar” 

“A mis suegros se les quemó la casa hace aproximadamente seis meses y mucha gente ayudó, entonces dentro de todo, uno también ha vivido en carne propia lo que es perder todo. Y también vi relatos en facebook, en instagram, noticias digitales de gente que estaba quemada por los incendios, pero no querían bajar al SAPU”, explica. 

Y esas personas no quieren (o no pueden) dejar el lugar donde estuvieron sus casas, para proteger lo poco que les queda, entonces el apoyo en términos de salud en el lugar es fundamental hoy. “A esa gente quiero llegar”, enfatiza el voluntario.

En definitiva, fue un conjunto de hechos y situaciones que inspiraron a Nicolás, dirigiendo su mirada hacia la zona de catástrofe, dándose cuenta de que tenía todo a favor para ayudar. Bueno, no todo hasta ese momento, pues necesitaba insumos clínicos y en buena cantidad. 

“Ahí empecé a masificar esta idea, porque al ir para allá hay que tener insumos, porque como TENS mi fuerte es hacer curaciones, así que masifiqué esto por facebook y gracias a Dios tuve un buen recibimiento, me apoyaron mucho”, explica. 

“Yo empecé con la cuenta en cero y logré juntar $230.000 y los insumos clínicos son muy caros, pero logré reunir muchísimo”. Ese apoyo que recibió, en gran parte llegó de la propia comunidad futronina, por lo que Nicolás agradece mucho cada aporte y también desde empresas de distintos rubros. 

“Fue muy bonito porque yo no tenía ni pasajes, ni donde quedarme, pensé en llevarme una carpa”, señala. Pero todo se fue dando a medida que en esos cortos cuatro días organizó todo: se inscribió en un movimiento de voluntariado, le entregaron el contacto en un hotel para dicho fin, entre otras facilidades. 

“En estos momentos llevo tres bolsos militares que conseguí, cargadisimos de insumos”, enfatiza. 

Asimismo, en el corto tiempo de organización, Nicolás logró articular un grupo de voluntarios, todos TENS ya sea ejerciendo o estudiando, quienes también se dirigen a la zona central a apoyar sin más interés que la convicción y los aportes que reúnen. 

Y si bien el objetivo es entregar alivio a quienes han sufrido algún daño físico a consecuencia de los incendios, este grupo de voluntarios también tiene presente que los niños han sufrido el dolor de perder sus casas y ver a sus padres impactados por toda esa situac

ión. 

“La idea también no es tan solo hacer curaciones, de manera que en el camino me voy a encontrar con niños”, por ello lograron juntar algún dinero a fin de comprar golosinas y algunos juguetes. 

"Entonces el día domingo me van a estar esperando allá en Viña del Mar y vamos a subir, haciendo curaciones y también entregando dulces y haciendo pintacaritas a los niños, entregándoles dulces, no nos podemos olvidar de ellos y muchas veces con algo tan simple se les puede quitar, a lo mejor, la tristeza”, señala.

“Emocionalmente yo sé que ellos van a estar decaídos”

Y así, armado con voluntad y apoyo, Nicolás Araya viajó a Viña del Mar la tarde de este sábado rumbo a Viña del Mar, con pasajes también donados, para el mismo domingo 11 subir a los cerros donde la ayuda de los voluntarios es requerida. 

“El domingo vamos a subir a Villa Independencia y Monte Sinaí, el lunes queremos ir a Quilpué y así sucesivamente. Yo estoy hasta el viernes prestando mis servicios”, explica. 

“Los insumos que sobren se los voy a regalar a la Cruz Roja, que es una fundación que necesita mucho aporte económico, la idea es traer nada de vuelta porque si no alcanzo a ocupar todos los insumos la idea es que lleguen a todos”, afirma. 

Al ser consultado por cómo está preparado para enfrentar el escenario que encontrará en la zona de catástrofe, Nicolás está consciente que el impacto psicológico será fuerte, pero si, está preparado para ello. 

“Uno cuando es creyente también se lo entrega todo al Señor y yo paso a lo mejor 24 horas metido en mi profesión, atiendo pacientes postrados, con cáncer, pacientes de muy bajos recursos y dentro de todo, uno está preparado”.

“Emocionalmente yo sé que ellos van a estar decaídos”, dice en referencia a las personas que han perdido todo o casi todos sus bienes materiales. “La idea es ir con toda la disposición y después, si hay que tener tristeza, se tendrá a solas”, no duda en responder. 

“Soy de esas personas que trata de mostrar la alegría, el profesionalismo, la fortaleza y claro, en algún momento uno se quiebra, pero cuando uno trabaja en el área de salud muchas veces tenemos que lidiar con cosas fuertes”, explica. 

“Uno debe saber usar bien las redes sociales"

Por último, Nicolás valora el poder de convocatoria a través de redes sociales para llevar alivio a quienes lo están pasando mal. 

“Uno debe saber usar bien las redes sociales y hoy en día son muy importantes y si uno obra bien, todo se va dando en forma perfecta”, asegura. 

Nicolás espera que más personas estén dispuestas a ayudar, que se inspiren y puedan poner sus conocimientos profesionales a disposición de quienes lo necesitan, especialmente en momentos tan difíciles como lo que hoy se vive en la Región de Valparaíso, y también tener siempre presente el valor de aportar y donar. 

“A la gente la llamo a no cansarse de donar, porque cuando uno lo hace de corazón, desinteresadamente, no sabe todas las bendiciones que pueden venir después o lo bueno que estamos haciendo a los demás. Uno tiene que usar sus conocimientos para el bien”, concluye.


 

[FUTRONO] Tens Nicolás Araya vivió cinco intensos días trabajando con los afectados por la catástrofe en la Región de Valparaíso. Grupo DiarioSur le entregó un reconocimiento.

Ver más

Han sido jornadas intensas con largas caminatas y en contacto con familias que han perdido todo. Revisa cómo un grupo de TENS voluntarios se mueve por la zona afectada por los incendios.

Ver más

Junto al equipo de voluntarios que viajaron a la zona afectada por los incendios, realizaron más de 60 curaciones este domingo. La campaña para reunir fondos sigue vigente.

Ver más
Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario de Panguipulli, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Grupo DiarioSur, una plataforma informativa de Global Channel SPA

Powered by Global Channel